Compartir
atencion-medica-en-el-comedor-todos-por-una-sonrisa

Atención médica en el comedor Todos por una sonrisa 

Una vez más nos hicimos presentes en el comedor de María para poder brindar atención médica primaria a muchas de las familias que, de lunes a viernes, van en busca de un plato de comida. 

Llegamos en cuatro autos cargados de ganas, de ilusión, de gente movilizada por el solo hecho de ayudar. Por suerte no había llovido y las cuadras de tierra del camino estaban firmes así que no tuvimos problemas para llegar.  Eran las 10:30 de la mañana y nos recibió María con una sonrisa enorme y más de 30 personas entre chicos y grandes que nos esperaban desde hacía un rato. Una vez más nos quedamos conmovidos con las historias, con las sonrisas a pesar del dolor físico y del alma. Nos impactó en particular una mamá que hace unos días había adoptado a otra nena pesar a tener tres propios porque la mamá de aquella (su sobrina) consumía drogas y había intentado suicidarse.

Así como mamás de más de tres chicos que nunca habían ido al ginecólogo y venían con graves infecciones urinarias y ginecológicas sin tratamiento. Adultos hipertensos sin control y sin orientación de cosas básicas que pueden ayudar a quizá evitar el exceso de medicación.

Se nos pasaron las horas, hicimos mucho con muy poco, entregamos algunos remedios que pudimos llevar, indicamos algunos estudios que nos parecían urgentes de realizar, hicimos varios electrocardiogramas para controlar a chicos y grandes.

Para esta hermosa jornada solidaria nos acompañaron 3 médicos, enfermeros, counselor y muchos voluntarios que se acercaron a dar una mano y que se ocuparon varios días antes de concentrar donaciones para poder llevar. ¡Muy agradecidos a la solidaridad de nuestra gente!

Habíamos convocado a otras asociaciones y por suerte, todas se hicieron presentes, como por ejemplo Clubes de Leones de la zona norte y sur de La Plata, con los que acordamos plantear estrategias de ayuda para María, así como buscar colaboración en la comunidad médica y afín a la salud para poder tener mejor y mayor control sobre este hermoso comedor como tantos otros que necesitan nuestra asistencia. También a la gente de Fundación voluntariado del derecho, un grupo de abogados voluntarios que brindaron asesoramiento a las familias respecto de discriminación, familia, abusos, violencia.

Tuvimos la suerte de cruzarnos con la gente de Ingeniería sin fronteras, otra asociación solidaria que lleva el proyecto adelante para la construcción del comedor con, aunque parezca básico, sanitarios.

El día era soleado y parecía de verano, no sacamos una hermosa foto de despedida con María y saludamos a todo su equipo y familia que ayuda día a día para que ese hermoso lugar continué trabajando por las más de 350 personas que van a buscar un plato de comida de lunes a viernes.

Nos quedamos con ganas de volver. Con ganas de saber cómo están, como siguen, con ganas de ya tener los resultados de los estudios que sabemos demorarán por la saturación del sistema de salud, que todo no lo puede tampoco. ¡Ojalá nos veamos pronto!

 
  • Autor: Web Master
  • Fecha: hace 3 semanas
  • Visitas: 19
  • Categorías:

Nos acompañan

Si pertenecés a una empresa y querés donar o colaborar ¡Contactanos!